Osteopatía

Pediátrica

Permite recuperar rápidamente a bebés y niños de sus dolencias y disfunciones

¿Por qué es importante la Osteopatía Pedriática?

El enfoque osteopático del paciente pediátrico se basa en la filosofía y los principios osteopaticos. Los osteópatas utilizamos la evaluación neuromusculoesquelética, craneal, visceral y el tratamiento de manipulaciones orientadas a identificar, tratar e intentar corregir la mecánica estructural, craneal y visceral.

La inmensa mayoría de las patologías que padecen los adultos provienen de patologías sufridas durante la niñez

La osteopatía dedicada al tratamiento de los bebés y niños permite, primero recuperar rápidamente de sus dolencias y disfunciones a nuestros pacientes y segundo, evitar con ello las secuelas que podrían marcar su equilibrio y posterior desarrollo.

¿Cómo saber si un niño debe acudir al osteópata?

Es aconsejable llevar al bebé a ser tratado con osteopatía entre los primeros 15 días y el mes

Aunque es necesaria una revisión para descartar problemas, se recomienda visitar al osteópata en los siguientes casos:

Cesárea

Partos largos y/o costosos

Se despierta mucho por la noche

Llora con mucha rabia a partir del atardecer durante varias horas

Cuando esta acostado tiene forma de coma

Tiene un ojo mas grande que otro

Tiene una oreja mas despegada que la otra

Tiene dificultades al respirar

No le gusta que le toquen la cabeza

Regurgita mucha después de cada toma

Duerme siempre o se acuesta desde el mismo lado

Se queja estando boca arriba

Su cara es asimétrica, vista desde alguno de los diferentes ángulos

Tiene la cabeza siempre hacia el mismo lado

Se chupa mucho el dedo con presión hacia el paladar